Laspaúles, una ubicación privilegiada

Nos pasamos el año viviendo o trabajando en ciudades donde predominan las aglomeraciones de gente y los atascos en las carreteras. Se trata de un ambiente en el que el estrés y las prisas se palpan fácilmente; las personas se desplazan de un lado a otro mirando el reloj para cumplir con todo lo que ocupa su agenda diaria (el trabajo, los niños, las compras…). Por ello, cuando se acercan unos días libres, lo ideal es buscar un destino que rompa con todo ese bullicio y ajetreo y ofrezca esa calma que tanto necesitamos de vez en cuando. Laspaúles, en el Pirineo aragonés, es justamente el lugar idóneo para desconectar y alejarse de la muchedumbre. ¿Sabéis por qué? A continuación, os lo explicamos con todo detalle.

1. La ubicación perfecta. Laspaúles es un municipio pequeño que pertenece a la comarca de la Ribagorza, en la provincia de Huesca. Es uno de los pueblos situados a mayor altitud, forma parte de la ruta transpirenaica y se encuentra en medio de los valles de Arán, Boí, Benasque e Isábena, lo que lo convierte en un destino perfecto para visitar decenas de rincones preciosos, tales como Roda de Isábena, la Villa de Graus o Benabarre mientras disfrutáis de la calma y el sosiego de una estancia en el Camping Laspaúles.

2. Bendita naturaleza. Uno de los mayores tesoros de nuestra zona es el entorno natural. Gracias a nuestra situación estratégica, al despertar, cada día disfrutaréis de un paisaje de alta montaña precioso con vistas a El Turbón, y de ese aire puro que solo podéis respirar cuando os alejáis de los núcleos urbanos. Además, durante el día, podéis visitar lugares tan bonitos como el Parque Natural Posets-Maladeta a media hora del camping, o el Parque Nacional de Aigüestortes, entre otros.

3. Turismo familiar. Las escapadas o las vacaciones también son el momento perfecto para pasar tiempo en familia. Elegir un destino como Laspaúles donde predomine la placidez es perfecto para que disfrutéis de actividades en familia como una visita a Aran Parkal, el parque de fauna de Arán, rutas a caballo o en bici por nuestros senderos naturales o, simplemente, juegos en la piscina del Camping Laspaúles. Todas estas actividades y muchas otras os permiten fortalecer los vínculos familiares y sumar recuerdos inolvidables.

En Laspaúles, como veis, contamos con una doble ventaja: el sosiego que produce estar lejos de los núcleos urbanos y, a la vez, el privilegio de estar rodeados de un paraíso natural, cultural y arquitectónico que enamora. Por eso, una estancia en el Camping Laspaúles es terapéutica, enriquecedora y la forma perfecta de dejar atrás el estrés y el bullicio de la ciudad. ¡Un aislamiento vacacional altamente recomendado!

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede saber más sobre nuestra política de cookies aquí

Accept
Top