TURISMO GASTRONÓMICO

El turismo gastronómico está basado en productos autóctonos y de la tierra. Traduce en la mesa la riqueza y diversidad del paisaje. Destacan las carnes, criadas de forma natural, de ternera y cordero.

También destacan los embutidos elaborados artesanalmente, así como los quesos, un valor único y seguro de la cocina aragonesa.

Así mismo, son importantes los productos de temporada, como la gran variedad de setas comestibles en otoño y la caza en invierno.

        

Top