Tu seguridad es lo primero

Parece que los días de nieve le empiezan a dar paso a las lluvias casi primaverales, pero, como el tiempo en montaña a veces es una locura en el que las temperaturas cambian drásticamente de la noche a la mañana, os dejamos un popurrí de recordatorios.

 

¡Esperamos que os sea de utilidad!

 

Siempre que viajamos tenemos que asegurarnos de que nuestro vehículo está a punto, pero con el mal tiempo hay que prestar especial atención a algunas cosas para evitar los peligros en la conducción.

 

Hoy os queremos dar algunos consejos para que viajar sea una opción segura.

 

Días que son más cortos en invierno, temperaturas que afectan al funcionamiento del coche, condiciones de la carretera que pueden empeorar por culpa de lluvia, hielo o nieve... Todo eso y más, es lo que tienes que tener en cuenta al preparar tu viaje.

 

Recuerda:

 

  • La DGT recomienda llevar las luces siempre encendidas, especialmente en días de mal tiempo. Asegúrate de que no llevas ninguna fundida.
     

  • Los limpiaparabrisas pueden deteriorarse con el frío y el líquido puede congelarse. Comprueba que estén en buen estado y con líquido suficiente; hay algunos productos que llevan anticongelante. Además, las escobillas pueden pegarse al cristal a causa del hielo; ten cuidado de no accionarlos sin comprobar primero que no están congelados.

 

  • Si vas a zonas de nieve es aconsejable usar neumáticos de invierno o mixtos, aunque no es completamente imprescindible si llevas cadenas. Eso sí, siempre comprueba que no estén gastados y que el aire sea el recomendado por el fabricante.

 

  • Cuidado con el Aquaplaning, asegúrate de prestar mucha atención cuando no puedas evitar los charcos de agua y reacciona con seguridad si sientes que pierdes tracción.
     

  • Los frenos siempre hay que mirarlos antes de viajar por carretera, hay que comprobar tanto las pastillas como el líquido. Pero, además, hay que tener en cuenta que la reacción de nuestro coche cambia en función de las condiciones de la carretera, y la velocidad de frenado puede disminuir si hay agua, hielo o nieve.
     

  • Comprobar niveles de líquido anticongelante y de aceite. Si vives en zonas frías se pueden usar aceites especiales que mejoren el funcionamiento del motor de tu coche.
     

  • La batería se descarga con más facilidad cuando hace mucho frío, es importante asegurarnos de que está en buen estado.
     

  • Comprueba que llevas lleno el depósito de gasolina. Además de que sería un gran inconveniente quedarse tirado en mitad de una noche de invierno o un día frío, hay que tener especial atención con los coches que usan diésel; recuerda que a menor cantidad de líquido mayor probabilidad tienen de congelarse.

 

Además de revisar los componentes del vehículo, te aconsejamos llevar ciertas cosas en el maletero:

 

  • Botiquín de viaje; que nunca falte.

  • Cadenas de nieve; en invierno no solo vale con llevarlas, hay que saber ponerlas —es interesante ver algún vídeo y probarlas antes de salir—, acuérdate de no sobrepasar los límites de velocidad recomendados por el fabricante y de no conducir con ellas puestas en zonas sin nieve. Además, si te ves en la necesidad de ponerlas, ponte el chaleco reflectante y asegúrate de que eres visible para otros conductores.

  • Pala; una buena pala nos puede sacar de algún apuro con la nieve.

  • Pinzas para batería; como dijimos antes, las baterías se descargan más fácilmente con el frío y unas pinzas te pueden sacar de algún aprieto.

  • Rasqueta y guantes; si se te pilla una helada necesitarás rascar el hielo de los vidrios. En caso de aprieto las tarjetas duras —como el DNI— son muy útiles, pero tardarás menos con una buena rasqueta. Los guantes son importantes si no quieres terminar con las manos congeladas mientras rascas.

  • Ropa de abrigo, agua y comida; precaución ante todo. Esperemos que no te quedes tirado, pero si te ves en esa situación, mucho mejor que te pille preparado.

  • Linterna y teléfono móvil; esperamos que no los necesites, pero por si acaso... ¡Mejor llevarlos!

 

 

¡Pero los accesorios no son lo único importante!

Sigue estos consejos para mantener tu seguridad en la carretera:

 

  • Antes de salir busca información vial; comprueba el estado de las carreteras en la página de la DGT.

  • Asegúrate de que las cadenas de nieve están homologadas para tus neumáticos; no solo el tamaño, ten en cuenta que hay algunas que no valen para vehículos pesados como los 4x4.

  • Comprueba la previsión del tiempo antes de salir; pero hazlo en sitios que tengan en cuenta las condiciones meteorológicas de la zona —que no den una predicción general—.

  • Aumenta la distancia de seguridad con respecto a otros vehículos.

  • Cuidado con los cristales empañados; si tienes este problema puedes poner el aire para solucionarlo, pero para que sea más rápido es interesante ventilar.

  • Ten paciencia en los atascos; a veces, las condiciones del tiempo nos llevan a lo que parece una interminable fila de coches. Ármate de paciencia y guarda distancia de seguridad.

  • Por supuesto, nada de alcohol ni consumo de drogas, además de conducir descansado; esto no debería hacer falta decirlo.

 

 

Sin más, desde el Camping Laspaúles te deseamos la mayor seguridad cuando utilices el coche en época de nieve o lluvia.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede saber más sobre nuestra política de cookies aquí

Accepto
Top