Nuestro verano en Laspaúles

Este año, como los últimos 7, lo hemos pasado en Laspaúles. Bueno, sería mejor decir que lo hemos disfrutado en Laspaúles.

Aterrizamos en este bonito paraje y en este pequeño camping cuando hace 8 años busqué campings con animación infantil (punto clave e imprescindible si quieres que tus peques se diviertan y, por extensión, se divierta toda la familia al estar todos contentos y relajados).

Fue un acierto total.

Adultos y pequeños pasamos el verano sumamente entretenidos porque, además de los monitores de juegos y actividades infantiles, también hay otras opciones de lo más interesantes para toda la familia, y más difíciles de encontrar en otros lugares, como son conocer y trabajar un huerto (¡fascinante para los peques!); la creación por uno mismo de una gran variedad de productos naturales: jabones, cremas hidratantes, colonias... o manualidades creativas como maceteros, imanes, o colgantes. Tenemos una colección enorme de todo ello de la que nos es difícil desprendernos porque les traen grandes recuerdos de los momentos y los amigos con los que lo hicieron.

Mis hijos siempre están deseando ir a Laspaúles porque, como podéis imaginar, después del primer verano que fue impactante y abrumador para toda la familia, con tantísimas cosas que hicimos, somos habituales allí. De hecho, mi hijo pequeño, que fue la primera vez con 4 años, ya considera Laspaúles “su pueblo”, ¡y así consta en todas las redacciones que hace para el colegio cuando comienza el curso y tienen que contar lo que han hecho ese verano!

Nos encanta este camping en todas sus facetas: en verano, cuando hay tanta vida, alegría y animación; en primavera y otoño por la tranquilidad y el colorido de la naturaleza; y, por supuesto, en invierno, ¡la nieve! Es maravilloso pasear o ver a los peques construyendo muñecos, iglús, bajar con el trineo y demás. Bueno, digo pequeños, ¡pero aquí disfrutan pequeños y mayores! Los papás acabamos sacando al niño que llevamos dentro ¡y disfrutando tanto o más que ellos!

La pandemia desbarató todo un poco. Hay que llevar cuidado pero, como en el camping han mantenido un riguroso control de la limpieza en las zonas comunes, hemos estado tranquilos.

Lo que la pandemia nos ha quitado y habrá que encontrar el momento para que vuelva con seguridad son las fiestas que hacíamos para celebrarlo todo. Es genial cuando conoces a otras familias con las que conectas y compartes tus momentos de disfrute buscando excusas para juntarnos a comer, cenar o bailar: Carnaval, caracolada, calçotada, Halloween, Nochevieja... ¡Qué momentos y qué recuerdos tan bonitos tenemos! En el camping preparaban unos deliciosos menús para la ocasión y el trato tan familiar que recibimos siempre hace que te sientas como en casa.

Sin ninguna duda, ¡vamos a seguir disfrutando de nuestro “pueblo adoptivo” y el camping Laspaúles mucho tiempo más!

Alberto. Zaragoza

 

Plan de recuperación, transformación y resiliencia

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede saber más sobre nuestra política de cookies aquí

Accepto
Com configurar
Top