Historia de las Caravanas

Se cree que las primeras caravanas se remontan al siglo XV cuando los gitanos llegaron a Europa, pero no hay mucha documentación al respecto.

Se habla de las primeras viviendas móviles en Estados unidos en el año 1870

Se trataba de viviendas de playa que se podían llevar de vacaciones transportadas por caballos de tiro. Sin embargo, no eran las estructuras que conocemos ahora, eran algo más parecido a casas prefabricadas pequeñas y ligeras con pocas comodidades.

Aunque en 1885 ya se había construido la primera vivienda portátil—se hizo para el Dr. W. Gordon-Stables, que recorrió con ella Gran Bretaña mientras escribía su libro The Gentleman Gypsy— y aunque en 1907 se creó el primer Club Caravanista Británico, no fue hasta los años 20 que cogieron fuerza gracias a un fuerte impulso que se generó en EEUU.

Después de la Primera Guerra Mundial se fabricaron caravanas para poder ser tiradas con coches

En 1919 fue comercializada la primera; de este modo, en los años 20 empezaron a ponerse de moda en Estados Unidos las viviendas vacacionales que se podían llevar de un sitio a otro a través de un remolque. Las acampadas familiares se llevaban a cabo en tiendas de campaña de tela que se transportaban sobre una base de madera. Poco a poco fueron equipando estos remolques de viaje dándoles mayores comodidades.

Pero lo que era una actividad de lujo se convirtió en algo fundamental cuando, en los años 30, la pobreza de la gran depresión de EEUU llevó a la gente a buscar alternativas de vivienda que les permitiera desplazarse para buscarse la vida en otro lugar. Así nacieron los primeros barrios de caravanas, pero se consideraban zonas de bajos recursos y llevaban consigo la carga añadida de un estigma social que debían cargar como parte del equipaje. Poco a poco empezaron a echarlos de algunos municipios prohibiéndoles la estancia permanente.

En Europa empezaba a coger fuerza el uso de este tipo de vivienda

De forma paralela, a partir de 1931, en Europa empezaba a coger fuerza el uso de este tipo de vivienda; empezó en Gran Bretaña, Alemania y Holanda —ese año se comercializó la primera por la empresa alemana Dethleffs—, aunque la Segunda Guerra Mundial hizo que se estancara la comercialización para retomarse a partir de los años 50.
 

La Segunda Guerra Mundial no solo afectó en Europa, también lo hizo en EEUU

El gobierno de Estados Unidos empezó a recurrir al uso de tráileres para dar alojamiento a soldados y a trabajadores de bases militares, con lo que las estructuras empezaron a mejorar considerablemente ampliando la superficie útil y los accesorios básicos que las componían. Incluso se hicieron las caravanas de dos pisos que son los primeros pasitos de las actuales casas prefabricadas.

Con esta nueva ola empezaron a crearse zonas habilitadas en las que se podía alquilar el servicio de conexión eléctrica y se podía hacer uso de zonas de desagüe. Podría decirse que se trata de los primeros servicios de camping.

A partir de entonces, el estigma social con el que cargaban los usuarios de caravanas se fue sustituyendo por todo lo contrario y empezaron a ser vistas como una buena alternativa de vivienda.
 

El tiempo ha ido pasando y el mundo de las caravanas ha ido avanzando...

En los años 60 España se une a la industria.

En 1972 se halla el máximo histórico en la venta de viviendas móviles.

Por supuesto, la situación ha ido progresando poco a poco hasta llegar al punto actual; incluso es frecuente alquilar parcelas en campings para poder dejar la caravana aparcada y disfrutar de ella en las vacaciones. También hay lugares que permiten el alquiler del espacio para uso de vivienda estable.

Los precios de caravanas son muy variables, pudiéndose encontrar desde algunas muy baratas y en buen estado —aunque de segunda mano—, caravanas antiguas para reparar o caravanas de lujo con diferentes diseños. Hay vintage, modernas, grandes, pequeñas, curiosas, sencillas..., hay para todos los gustos.


Etimología:

Como dato curioso, os contamos también el origen de la palabra «caravana»:

La etimología viene del persa karawan, que significa «fila de animales de carga». Esta palabra era usada refiriéndose a las tribus nómadas que cruzaban desiertos en camello.
Y en Europa se acuñó el término gracias a la obra francesa
La historia de la guerra santa de Ambrosio, que es el primer documento que hace mención a la palabra caravane; término

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede saber más sobre nuestra política de cookies aquí

Accepto
Top