Escapada en el Pirineo

Si estáis planeando unas vacaciones con vuestros hijos, el Pirineo es, sin ningún lugar a dudas, uno de los mejores destinos que podéis escoger. Se trata de un territorio fascinante, mágico, que ofrece muchas posibilidades. Un lugar donde se aúna, como en ningún otro, la tradición y la cultura de sus pueblos con una naturaleza que adquiere en sus montañas la máxima expresión. El Pirineo, sea el catalán o el aragonés, ofrece a los niños un abanico enorme de posibilidades donde pueden desarrollar todo su potencial, al tiempo que experimentan con el entorno, imaginan y juegan.

Os proponemos siete lugares que no podéis dejar de visitar cuando os alojéis en el Camping Laspaúles.

  1. Desfiladero de Mont-rebei. Es la frontera natural entre Aragón y Catalunya, y uno de los espacios naturales más singulares de todo el pre Pirineo. Se trata de un estrechísimo desfiladero por el que el río Noguera Ribagorzana se abre paso dividiendo en dos la Serra del Montsec, y por el que discurre un emocionante, pero sencillo, camino excavado en la roca.
  2. Valle de Boí. En invierno, la estación de Boí-Taúll es el lugar ideal para practicar esquí en un entorno incomparable. En verano, podemos acceder al Parc Nacional d’Aigüestortes i a l’Estany de Sant Maurici, a través de algunos de los mejores senderos del parque para disfrutar en familia. Y todo el año podemos disfrutar con sus iglesias románicas, que son Patrimonio de la Humanidad.
  3. Valle de Aran. El único valle catalán que vierte sus aguas hacia el Atlántico es un lugar único para disfrutar con niños. Entre sus muchos atractivos podemos encontrar el santuario de Montgarri, el circo de Colomèrs, el Sauth deth Pish o el Uelhs deth Joeu.
  4. Valle de Benasque. Rodeado por la mayor concentración de picos de más de 3.000 metros de todo el Pirineo, cuenta con numerosos ríos, lagos y bosques que producen una gran variedad de paisajes. Posee una gran riqueza geológica que, con más de 13 glaciares, 95 lagos y numerosas cascadas, así como múltiples especies vegetales y animales, dio lugar en 1994 a la creación del Parque Natural Posets-Maladeta. Permite practicar diferentes deportes de aventura como esquí alpino y nórdico, en invierno, o actividades de montaña, en verano.
  5. Aigüestortes. Auténtico paraíso entre montañas, es una sencilla ruta para toda la familia que nos permite descubrir un rincón mágico salpicado por huellas prehistóricas. Cerca, encontramos otros alicientes como los yacimientos megalíticos de la Selva de Oza, la Foz de Biniés o el Museo de Arte Contemporáneo al aire libre de Hecho.
  6. Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido. Es la gran joya del Pirineo aragonés, y cita obligada si estáis en la zona. Ofrece diferentes opciones como un tranquilo paseo junto a las aguas del río Ara, en el valle de Bujaruelo, pasando por la excursión a la Cola de Caballo o a la Cascada de Cotatuero, hasta rincones algo menos frecuentados, pero igualmente atractivos, como el Cañón de Añisclo, los miradores de Rebilla o los llanos de Lalarri.
  7. Pla d’Aigualluts. Si queréis disfrutar con el glaciar más grande de los Pirineos no podéis dejar de hacer la excursión que sale de la Besurta y que se dirige a éste punto, a los pies del Aneto. Es una ruta imprescindible que recorre paisajes increíbles entre las grandes montañas de la cordillera, y donde podremos disfrutar de las tranquilas aguas de Aigualluts, antes de que emprendan su viaje bajo tierra.

El Camping Laspaúles es un destino ideal para que las familias viajen con niños, ya que tendrán la oportunidad de estar en contacto directo con la flora y la fauna de esta bonita zona del Pirineo aragonés. Situado en la localidad de Laspaúles (Huesca), su entorno natural es incomparable.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede saber más sobre nuestra política de cookies aquí

Accept
Top